Ibercisa entrega las segunda de las dos maquinillas de remolque tipo AHT modelo MR-E/930/2/2500-89 que se están instalando en los dos buques ancleros (AHT) “Bylgia” y “Kolga” que el armador holandés Heerema Marine Contractors tiene firmado en Astilleros Armón de Vigo.
Las máquinas de accionamiento eléctrico, son las primeras en el mundo que se hace con este tipo de accionamiento, lo que supone un reto tecnológico para las empresas viguesas dadas las dimensiones y características de la máquina. El “ Kolga y Bylgia” han sido diseñados en función de las dimensiones de la máquina desarrollada por Ibercisa, que alcanza un peso final de 280 toneladas.
Kolga (1)

Kolga

Debido a su tamaño, los carreteles, de 90 toneladas cada uno, han tenido que ser instalados con los buques a flote, el primero en ser instalado fue en el AHTS Bylgia en los muelles de armamento de Bouzas, y el segundo “AHTS Kolga” en los muelles de Beiramar para lo que hubo que remolcar los buques en proceso de construcción hasta los citados muelles. La máquinas una vez instalas en Vigo, se harán las pruebas de tiro en Gijón.Bobinas gigantes 90 toneladas Ibercisa

Bobinas gigantes 90 toneladas Ibercisa (1)

instalacion de maquinillas gigantes de Ibercisa

instalacion de maquinillas gigantes de Ibercisa (1)

instalacion de maquinillas gigantes de Ibercisa (2)

instalacion de maquinillas gigantes de Ibercisa (3)

La maquinilla dispone de dos carreteles en cascada, cada uno con una capacidad para 2.500 metros de cable de 86,9 mm de diámetro. Los motores eléctricos son del tipo de imanes permanentes, de par muy elevado a bajas revoluciones.
Las prestaciones son de 350 toneladas a 10 metros/minuto en la primera capa, con el mismo tiro, la velocidad se incrementa hasta los 50 metros/minuto cuando el largado es contra el freno dinámico. La capacidad de frenado estático es de 600 toneladas en cada carretel, repartido entre dos freneos diferenciales de banda. Cada motor trabaja contra una reductora de engranajes, unidas entre sí por una transmisión desembragable lo que permite el trabajo simultáneo.
La estiba del cable se hace por medio de 4 rodillos que se desplazan de forma independiente lo que permite su movimiento acompasado para la guía del cable, o su desplazamiento en sentidos opuestos para dar paso a las piezas de unión. Cada rodillo es accionado, por cadenas engranado en barbonetes, por dos motores eléctricos a través de reductoras epicicloidales de los dos carreteles, reduciendo el tiro a la mitad y por lo tanto una mayor versatilidad.
El “AHTS Kolga” es el segundo de los dos ancleros para HMC que se están construyendo en Astilleros Armón Vigo.
(Fuente: Ibercisa e Informacion maritima y naval)

Anuncios