DSC_3554

Imagen 001

Imagen 010

Imagen 146

Esta es una gran historia de un gran hombre que después de tantos años de su trabajo diario le toca su merecido descanso para dedicarlo a su familia, como otros también en su momento se lo merecieron.
En este caso hablamos José Melón del que fue patrón mayor de remolcadores de la compañía Remolcanosa, donde dedico buena parte de su vida en este arte de salvamento marino ayudando a los buques en sus travesías en mal tiempo cuando así lo necesitaran como también en los últimos años de apoyo en sus atraques y desatraques de los grandes mercantes que arriban a diario al puerto de Vigo.
Que podemos comentar de este lobo marino en sus periplos a través de las aguas bravas del litoral gallego y como no en sus grandes travesías hacia otros continentes como fueron a al continente de Sudamérica y algunos años en aguas del Mediterráneo, desempeñando como patrón de remolcadores de salvamento marítimo.
Son muchas las historias que podríamos comentar de este “Gran Patrón” que se nos fue de nuestra querida Ría de Vigo, bueno aunque dejo su vida laboral marítima seguro que nos visitara al puerto para saludar a los viejos amigo y en algún momento lo veremos surcando la Ría de Vigo con su flamante velero “Jope” en su merecido descanso a acompañado por su nieto que de seguro será un gran Capitán como lo fue su abuelo.
E aquí este pequeño homenaje a un gran Patrón tanto de corazón como de amistad hacia los amigos, yo tuve esa oportunidad de navegar con el por nuestra querida Ría de Vigo y me sentí privilegiado el poder ver sus magnificas maniobras impecables seguras y rápidas de lo que tendré un gran recuerdo por su profesionalidad y buen hacer del mundo marítimo y naval.

El entro en el año 76 ó 77, en periodo de formacion y fue en este periodo donde participo activamente en la construccion del puente atirantado inaugurado en 1978 con los primeros remolcadores de la recien constituida Remolcanosa, Cambió constantemente de barco en cubierta y máquinas en esos tiempos estaban 48 horas de guardia y 24 de descanso, uno de los muchos remolcadores que trabajo fue en el famoso José Elduayen, el ex Vulcano (que paso a ser Remolcanosa cuatro) y el Nuestra Señora da Guía (que paso a ser el Remolcanosa Uno, conocido por la PACHANGA; creo fue en este donde se inició de patrón. Según me cuentan sus amigos y compañeros de tripulación en diferentes remolcadores es que el trato de José fue siempre cordial, le se inició en Remolcanosa pasando de marinero a maquinas y después de los correspondientes años de estudios en la náutica y las practicas en los remolcadores donde desempeñaba su trabajo saco el titulo de patrón

Anuncios