1-Imagen 056

Velero de la Armada Española “Juan Sebastián de ElCano”
Historia
El proyecto de construcción del barco nace con un Real Decreto de 17 de abril de 1925, destinándose para ello un presupuesto de 7.569.794 pesetas y con el fin de sustituir a su predecesor, el buque escuela Minerva. Tomó el nombre de Juan Sebastián de Elcano en recuerdo del ilustre marino vasco. Su botadura tuvo lugar el 5 de marzo de 1927 siendo su madrina Carmen Primo de Rivera, hija del presidente del gobierno.
El 29 de febrero de 1928 realiza su viaje inaugural entre Cádiz y Málaga, llevando un pasajero de excepción, el rey Alfonso XIII. De allí partió para Sevilla donde se celebraba la Exposición Universal, despertando la admiración de sus numerosos visitantes.
Su primer viaje transoceánico fue la vuelta al mundo en dirección opuesta a la ruta Magallanes-Elcano. Desde entonces ha realizado otras nueve, así como ochenta cruceros de instrucción, recorriendo casi dos millones de millas náuticas por todos los mares del planeta. En él se han formado generaciones y generaciones de oficiales de marinos de la Armada, navegando con el viento y ayudados por el sextante y el compás.
Así mismo, Elcano ha participado en innumerables desfiles y regatas a lo largo de su dilatada existencia, dejando clara constancia de sus dotes marineras. Entre las principales cabe destacar la regata transoceánica Lisboa-Bermudas de 1964, la de 1966 entre Bermudas y Newport , la Gran Regata Colón’92 y la Gran Regata 2000. De entre los numerosos trofeos y distinciones conseguidos, quizá el mas importante sea la Boston Teapot, otorgada por la Sail Training Association en 1974. Esta distinción se concede anualmente al velero que consigue la mayor distancia sobre un circulo máximo entre dos puntos de la tierra en 124 horas.
En su ya larga trayectoria, el barco ha soportado numerosos temporales en cualquiera de sus numerosas manifestaciones (pamperos, ciclones, huracanes, tifones, monzones ,etc.), luchando contra olas de quince metros de altura y vientos de más de ciento sesenta kilómetros por hora. Historias relatadas por sus comandantes en sus crónicas que bien podrían figurar en los mejores relatos de aventuras.
Características técnicas ESLORA entre perpendiculares 82 m máxima 94 m máxima con bauprés 113 m MANGA máxima 13 m PUNTAL cubierta principal 6,3 m cubierta de botes 9 m GUINDA altura de la galleta 48,7 m máxima 49,9 m CALADOS A PLENA CARGA a proa 6,524 m a popa 6,570 m DESPLAZAMIENTO a plena carga 3.670 tons en rosca 2.983 tons AUTONOMÍA a 6 nudos 10.500 millas a 10 nudos 8.600 millas.
Quizá uno de los aprendizajes más importantes sea el de la convivencia a bordo. No es fácil convivir con casi trescientas personas en un barco de apenas cien metros de eslora. Aquí aprenden a vivir y a trabajar en la mar durante períodos prolongados, recibiendo el ejemplo y la experiencia de otros miembros de la dotación. Esta enseñanza resulta fundamental para aquellos que harán de la mar su profesión. En él todo esta dispuesto para este fín, para servir de escuela a los futuros oficiales de marina. Cuenta con aulas y dependencias en las que los alumnos realizan sus estudios y actividades, además de otras tareas propias de la vida en el mar, teniendo la oportunidad de aprender a navegar sólo con la ayuda del sextante y el viento, como los antiguos marinos.
El Juan Sebastián de Elcano fue proyectado y construido por los astilleros Echevarrieta y Larrinaga de Cádiz, aunque el diseño de las velas se encargó al proyectista inglés Nicholson. Su construcción comenzó en noviembre de 1925, procediéndose a su botadura el 5 de marzo de 1927.
El barco fué dotado de un motor diesel de 800 caballos que pronto fue sustituido al ser este manifiestamente insuficiente, así como de una aguja giroscópica Sperry. En la actualidad cuenta con un motor diesel sobrealimentado de 2.000 caballos de potencia y con un régimen máximo de funcionamiento de 300 rpm.
A lo largo de los años ha sufrido trasformaciones importantes, como la unión de las secciones interiores, la instalación de una planta frigorífica, aire acondicionado en todas las dependencias, planta potabilizadora de agua, planta de tratamiento de residuos fecales, motores auxiliares, etc.
Su aparejo se considera de bergantín-goleta, aunque tambien podría considerarse como goleta de velacho. Tiene cuatro mástiles que toman los nombres de los anteriores buques escuela de la Armada: Blanca, Almansa, Asturias y Nautilus.
Escuela de guardiamarinas
El barco ya fué proyectado como tal, siendo por ello mucho más rico en adornos y detalles que los veleros de su época y que le hacen ser hoy una auténtica joya flotante. Uno de los mejores entre los pocos “grandes veleros” que quedan en la actualidad.
Embajada flotante :La misión que tiene encomendada el Juan Sebastián de Elcano es doble: por un lado servir de escuela de guardiamarinas y por otro ser embajador de España por todo el mundo. El buque se ha convertido en un bello símbolo de España que causa admiración en todos los puertos que toca, no sólo por su majestuosidad y belleza sino por lo que representa para todos aquellos españoles que viven lejos de su tierra. Emociona ver el recibimiento que estas gentes le deparan, recuerdo de su país que dejaron hace muchos años.

Anuncios