El piloto de Vincios solo cedió la victoria en cuatro de las doce especiales de que constaba el evento, en Ponteareas a Jorge Pérez por la mañana, que repitió en el penúltimo tramo en Salceda, y a Gorka Antxustegui en Arbo y en la despedida de Salvaterra en la sesión vespertina, aunque de poco le sirvió porque un minuto de penalización y los problemas mecánicos le relegado en la clasificación general. Fue una cita con más calor que pelea, en donde las altas temperaturas hicieron sufrir a los turbos. El podio se completó con Félix Macías y Jorge Pérez.
Meira, con su Mitsubishi Lancer Evo X, que busca su segundo entorchado en el campeonato gallego, quiso dejar claro desde el primer momento que a falta de Rías Baixas, la cita de Salvaterra es lo más parecido que tiene al rali de casa, una pruebas que ya había ganado en tres ocasiones anteriores. Con David Vázquez en el asiento del copiloto salió a atacar desde el primer momento. En el tramo de apertura le sacó más de cinco segundos a Gorka Antxustegui, un clásico del nacional de rallies que tomaba parte en la cita del gallego. Los dos mantuvieron un mano a mano durante la mañana que se saldó con 24 segundos de diferencia a favor del piloto local. Durante esta primera etapa también hubo que registrar una salida de pista de Iago Caamaño, uno de los grandes animadores del campeonato gallego en su edición del 2016.
Por la tarde el panorama todavía se aclaró más cuando el Swift de Gorka comenzó a tener problemas mecánicos, y aunque el vasco fue perdiendo terreno en la general siguió dando guerra e incluso se hizo con una victoria parcial, en Arbo en un tramo de poco más de siete kilómetros.
Félix Macías, con su Subaru Impreza aprovechó la coyuntura y de la mano de la regularidad fue capaz de hacerse con el segundo puesto en la general por delante de un Jorge Pérez que fue uno de los nombres propios del rally, ya que a su triunfo matinal en Ponteareas le sumó el tramo de Salceda, el penúltimo del tramo, en donde Meira fue quinto después de levantar el acelerador para dosificar la ventaja y asegurar un triunfo que tenía en el bolsillo.
El ganador del rally repitió la apuesta en la última cita del día ya en de vuelta en Salvaterra, firmando un tercer puesto mientras Gorka Antxustegui se llevaba el consuelo de apuntarse la última especial aunque en la clasificación final quedase relegado a la décimo novena posición. El triunfo de Alberto Meira con su Mitsubishi Evo Lancer refuerza su candidatura al título del gallegos de rallyes. La próxima cita ya será en el mes de septiembre en A Coruña.

(Edición La Voz de Galicia)

Anuncios