Archive for abril, 2017


Origen: Accidente de un Ferry en Las Palmas de Gran Canaria

Anuncios

Magallanes Renovables inicia una nueva etapa en su carrera por extraer energía a partir de las corrientes marinas apoyado por nuevos socios capitalistas y una importante subvención europea.

 327297

Magallanes Renovables se ha actualizado y transformado para competir en el sector de las energías marinas. De la mano de nuevos socios nacionales e internacionales la empresa redondelana está construyendo una plataforma, que incorpora los últimos avances tecnológicos.

Un innovador proyecto de ingeniería naval ha permitido poner en marcha la construcción de una plataforma que será ensamblada y botada a lo largo de los próximos meses.

La nueva plataforma tendrá 45 metros de eslora, pesará más de 360 toneladas y se espera que esté terminada el próximo mes de abril. La construcción está muy avanzada y hoy se iniciará el transporte de los primeros bloques al muelle de transatlánticos del puerto de Vigo, donde se ensamblarán los diferentes bloques.

La consecución de la subvención Fact Track to Innovation (FTI) ha facilitado la captación de capital para continuar adelante en su proyecto de I+D.

Se trata de una subvención de la Comisión Europea para financiar proyectos de hasta 3 millones de euros con un tramo no reembolsable del 70%. Es una licitación competitiva en la cual 400 Consorcios pujan por conseguir una de las 16 plazas ganadoras.  En esta ocasión solamente 3 proyectos españoles han conseguido llegar al final.  Entre ellos el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y la empresa COBRA con más de 30.000 empleados. Es la primera vez que esta subvención es liderada por una empresa gallega.

El proyecto se denomina Ocean_2G y tiene una duración de 24 meses, su objetivo es financiar las pruebas necesarias para demostrar que la tecnología desarrollada por Magallanes es válida y fiable. La finalidad de este tipo de subvenciones es ayudar a las empresas a alcanzar la fase comercial.

Primero se realizarán las pruebas en la Ría de Vigo con el objeto de comprobar que todos los equipos funcionan correctamente simulando una situación real de generación de electricidad. Luego en una segunda fase con conexión a la red en las Islas Orcadas en el Centro de pruebas del Laboratorio Europeo de Recursos Marinos (EMEC) en el lugar llamado Fall of Warness.

La semana pasada, y con motivo de la puesta en marcha del FTI, se reunió en Redondela al grupo de empresas participantes en el Consorcio, entre ellas Leask Marine que se encargará de realizar y desarrollar el complejo sistema de fondeo y conexión al cable eléctrico submarino. Esta empresa especializada en instalaciones submarinas tiene una larguísima experiencia en instalación de generadores de corrientes marinas habiendo participado en la instalación de más de 20 dispositivos.  La cuarta empresa además de EMEC, Leask Marine y Magallanes Renovables es la empresa IM Future, una importante empresa de mantenimiento de parques eólicos que puede aportar una gran experiencia en el mantenimiento de los equipos de generación de electricidad.

En esta nueva etapa Magallanes garantiza su presencia entre los grandes desarrolladores mundiales y a la vanguardia tecnológica de su sector.

(Fuentes de Magallanes Renovables)

La nueva plataforma que construye la firma redondelana Magallanes Renovables se encuentra ya elevada sobre una estructura metálica para la conexión de los cinco bloques que forman la estructura. Con esta fase entran en la etapa más delicada del proceso de construcción antes de la botadura, que según ha podido saber este periódico está previsto para después de Semana Santa. “Por el momento los plazos se van cumpliendo”, afirman fuentes de la empresa.
Con el nombre Atir luciendo en uno de los laterales, el artefacto con el que Magallanes busca obtener energía a partir de la fuerza de las mareas fue izado a 15 metros de la altura con la ayuda de tres grandes grúas desde el miércoles por la noche.

Los cinco bloques (los tres primeros fueron el cuerpo principal) ya se encuentran en el muelle de trasatlánticos tras llegar de la factoría de Ganain en Mos, que se encargó de la construcción. Colocados en sus respectivas posiciones bajo el cuerpo central están el mástil y la góndola, nombre que tiene la parte que estará más sumergida y que conectará con las palas. Precisamente este último componente es el que falta por instalar.
Según está previsto -y si no hay cambio de planes-, la plataforma tocará agua por primera vez el 21 de abril. En ese momento comenzarán las pruebas de mar en la Ría de Vigo, que serán el paso previo antes de trasladar el Atir a Escocia para los test oficiales.
(Fuentes de Faro de Vigo)